2014 DÍA DEL LIBRO: NUESTRO HOMENAJE A LA ESCRITURA

Desde el Departamento de Filosofía, hemos participado con un pequeño homenaje a la escritura realizado por los alumnos de Ética de 4º de ESO que han elaborado unas MICROBIOGRAFIAS. Ha sido mucho, muy creativo y muy interesante lo que han escrito en esta actividad de identificación con los escritores. Nos ha costado hacer una selección de relatos, pero finalmente, aquí la ofrecemos. Estos relatos fueron leídos por sus autores en directo para Radio Turia en el Parque de La Eliana para celebrar el Día del Libro.

 

 

 QUÉ DECIR

¿Qué decir? Lo único que os puedo contar es que me he levantado de nuevo en un mundo con muy poca esperanza. ¿Lo qué me consuela? Poder imaginar que el mundo es mi lienzo y tengo la oportunidad de dibujar uno mejor . ¿Imposible?: No lo creo. Cualquier cambio, por pequeño que sea, es capaz de hacer muchas cosas.

Mi día a día es imaginario. Me paso todo el tiempo mirando la ventana, pensando en un mundo fantástico que jamás existirá. – ¿Qué si estoy triste por ello?- Por supuesto. Y por dos razones:

Una que el mundo siempre será en blanco y negro y otra, que hasta que no acepte la realidad , viviré en un mundo imaginario.

Fernando Benito (4ºD)

 LEVANTARME Y LUCHAR

Siete de la mañana, mi despertador interrumpe mi sueño con desprecio, mi cuerpo inmóvil tras horas de baile,se esconde tras las suaves sábanas.

Pero no voy a quedarme en la cama.

Me da igual tener los pies destrozados, las piernas, todo mi cuerpo, prometo que no tengo fuerzas ni para coger aire.

Mi mente me dice que puedo hacerlo, porque bailando toco el cielo y acaricio el suelo al mismo tiempo.

El baile es mi sensación de vivir, de poder respirar, consigo por un momento que mis penas se ahoguen en cada movimiento, que mis inspiraciones creen sentimientos encontrados.

Demuestro la fuerza de mi interior y es cuando me doy cuenta de que nada ni nadie me puede alejar de mi objetivo. El baile no es solo moverme al ritmo de la música, es un arte que expreso con mi cuerpo. Bailar es soñar con los pies.

Paula Mellado Cárcel (4ºD)

MI ENERGÍA

Las canciones del día a día dicen algo de mi, me liberan…

Mi vida, mi estado, está controlado por cada compás; el ritmo me lleva…

Confío en lo que me rodea, pero desconfío de las acciones humanas; gracias a la música me desahogo, ya que cada ritmo tiene mi historia.

Mi energía, mi autoestima, me la transmite mis metas, pero sin duda, sin ayuda y amor, no podría derrotar a mi enemigo: los recuerdos.

Hoy en día, ese enemigo se ha transformado en mi libro de sabiduría, que me acompaña, apoyándome para realizar mis sueños.

Carolina Zhou (4ºD)

EN SUS RECUERDOS

Ella es como una ciudad. Helada en invierno, puro calor en verano.

Parece la típica niña de papá mientras se coloca sus Rayban, pero en realidad solo es una cabezota, que jamás da su brazo a torcer. Echa de menos corazones de verdad. Mucha gente, muy pocas personas. Y aunque algunas veces se enfade , no podría vivir sin su familia. Se peina su melena y va a la playa a perderse con la música y con las olas. Cuando la tratan bien desconfía, y claro, se pierde las mejores cosas. Piensa que todo lo bueno va de la mano con algo malo.

Y cuando camina hacia la playa, ese chico que se asoma a la ventana, la mira y piensa: Estarás en mis recuerdos para toda la vida.

Silvia López Sanantonio (4ºE)

 15 AÑOS NO ES NADA

Siempre me han dicho que yo nací un cinco de julio de mil novecientos noventa y ocho, en una ciudad bañada por el mar. Mi infancia estuvo llena de emociones, tanto buenas como malas. Crecí rodeada de libros y música, entre dos ciudades, rodeándome de la gente que más quería.

Me he pasado los días pensando en todas las decisiones que tengo que tomar y en todas las cosas que tengo que hacer. Empecé a dejar la timidez a un lado cuándo, hace unos años, encontré a unas personas que me enseñaron a reírme y a ser quien soy ahora.

Daniela Yordanova (4ºE)

HOMENAJE

Aquí estoy otra vez de camino al conservatorio de Riba-Roja en el que entré el pasado verano después de un gran esfuerzo. Empecé a estudiar música a los cinco años en la Unión Musical de L’Eliana. También desde pequeño empecé participando en las bandas del pueblo, más recientemente en la sinfónica, que este año se prepara para un certamen.

Para finalizar, quería rendir un pequeño homenaje a mi padre, su amor a la música ha hecho que yo la descubriera e hiciera de ella casi mi profesión, lo espero en un futuro: Y es que, quien no aprecia la belleza musical, no desarrolla algo tan fundamental como la sensibilidad.

Frederic Torres (4º E)

GAME OVER.

Soy una participante más de este juego que llamamos vida, intento siempre superar en cada nivel las fases que se van presentando , ya que solo así puedes avanzar y ganar. Soy de las personas más competitivas que participan en este juego, pero siempre intento divertirme. También apuesto y arriesgo al máximo , ya que no tengo miedo al final de la partida, lo único a lo que tengo miedo es no ser una competencia para los demás participantes de la vida, porque lo único que te llevas cuando se acaba todo, es la experiencia vivida.

Alejandra Cuadros (4ºE)

EL SALTO

Cogí la bici y pedaleé hasta el rio, ese lugar donde desconectas, donde ves que tú y tus problemas son mas pequeños que el mundo en sí mismo, y donde tu alegría cada vez es mas grande.

Yo soy de esa personas que tocan el agua antes de bañarse, decidí cambiar. Salté sin pensarlo. Una vez sumergida me sentí libre, la paz y la calma me envolvía, notaba mi cuerpo, mi sangre, mis pulsaciones y podía oír el agua.

Ese pequeño momento de felicidad no lo cambio por nada.

Aurora Alemany (4ºB)

ABISMO

Estaba sentada, me agarraba fuerte al asiento mientras gritaba y mi vida pasaba antes mis ojos, todo daba vueltas. Mi imaginé muerta y ni siquiera tuve miedo, ya había asumido mi muerte. De repente lo vi, en el asiento de al lado, estaba parado, inmóvil, en silencio. Los dos nos miramos a los ojos y nos agarramos rápidamente de las manos. Al segundo siguiente el coche frenó en seco y quedó justo al borde del abismo.

María Quintanilla (4ºB)

MI SUEÑO

Desde pequeña he querido ser pintora, dibujar y expresarme mediante el papel. Yo admiraba y envidiaba a los grandes pintores y siempre pensaba que no llegaría tan lejos como ellos, hasta que un día cogí un papel y empecé a pintar, a expresar mis sentimientos y a plasmar en el papel todo lo que veía a mi alrededor. Me encantaba esa sensación, me sentía libre, ya nadie podía impedirme expresar lo que sentía, no había nadie decidiendo ni pensando por mí, era yo misma.

Alba Garrido (4ºB)

¿POR QUÉ NO?

Supongo que soy normal, sin nada muy complicado en mi vida. Me encanta la música y tocar el clarinete, solo cogerlo y hacerlo sonar, adentrarme en la melodía e inventar miles de historias, me hace evadirme de los problemas y sentirme libre. Como cualquier otro adolescente, nunca tengo nada claro, no sé lo que quiero ni lo que hacer, pero mientras unos solo se preguntan “¿Por qué hacerlo?” yo me pregunto “¿Por qué no?”. Ya que hay veces que se gana, y otras que se aprende, pero nunca se pierde.

Malena Ballesta Benavent (4ºB)

 EL PLACER DE SER DE PUEBLO

Soy una chica observadora y detallista, disfruto contemplando cómo mis tíos conversan alrededor de la paella mientras juego con mis primos en la piscina rodeados por campos de mandarinas. Se puede decir que justamente en ese momento me siento libre y pararía el mundo en ese instante. Después hacemos excursiones por mitad de esos campos. Mi tío me enseña los distintos tipos de caracoles según su cáscara, como cada año, pero me gusta ver cómo se fascina contándome el mundo de la naturaleza. Se puede decir que soy una chica de pueblo.

María Nohales (4ºB)

VER POR PRIMERA VEZ

Cerré los ojos y respiré. Sentí el sol en la piel, el aire rozándome de forma delicada. Entonces abrí los ojos y vi un precioso atardecer; pero no lo miré como uno suele hacer. Normalmente miramos sin ver. Lo contemplé fijándome en su belleza, recreándome en sus colores, en los detalles, y fue ahí cuando comprendí que cada vez que estuviera triste o cansada, ¡harta del mundo aburrido y sin color! Entonces… miraría el cielo y volvería a ser feliz.

Sofía Torró (4ºB

FUE AYER

Ha pasado mucho tiempo desde entonces, exactamente ocho años.

Parece que fue ayer cuando lo sostuvo por primera vez en sus manos. Deslizando sus dedos por sus teclas sin estrenar. Viendo su pequeño reflejo sobre la brillante superficie.

Absorbida por su maravilloso saxofón nuevo.

Era una colegiala, ingenua y con mil sueños por delante. Ahora parece como si esa niña nunca hubiera existido.

Un recuerdo efímero, casi inexistente.

Blanca Andrés (4º B)

SUEÑO

Dormir es lo que más me gustaría ahora. Dormir dormiría hasta dormido. Me levanto pronto y me acuesto tarde, me paso horas dando vueltas sin ni siquiera llegar a acercarme al sueño.

Cada mañana al despertarme vuelvo a cerrar los ojos, imagino y pienso con tal abundancia que no llego a recordarlo todo.

Siempre me pregunto la razón de que solo por la mañana pueda conciliar el sueño tan deprisa.

Javier Eguíluz Romero (4ºA)

ÚLTIMAS PALABRAS

Hacía tiempo que pensaba que alguien quería matarme. Mis sospechas se han confirmado hoy. Como todos los sábados mi mayordomo me ha traído mi habitual copa de vino. Estoy notando que me duermo, mis músculos se paralizan lentamente. Estoy acabado. Moriré esta noche.

Lourdes Jordan (4ºA)

MI PÉSIMA SITUACIÓN:

Desde ese día nadie me hace caso. No me miran. Pero yo no había tenido la culpa de aquél accidente. Ya no lo soporto. Voy a saltar.

¡Hola! Aunque no lo esperábamos, aquí estoy de nuevo. No podía morir, ya lo estaba.

Todo hubiera sido mejor si hubiera nacido en tu lugar.

Yago Vidal (4ºC)

SONRISAS PERDIDAS

Ayer vi una chica. Vi a una chica que tenía una mirada entre que le faltaba algo y le sobraban cien cosas. Tenía la cara pálida, los ojos negros hundidos y un pequeño mechón le caía por su rostro.

Tenía cara de que todo lo que le quedara por ver no le fuera a sorprender lo más mínimo, pero claro, conociendo su historia cualquiera se atreve a sonreír.

Marina De Felipe (4ºC)

 UNA GRAN FIESTA

La copa de vino quedó encima de la mesa cuando se asomó a la ventana. Los últimos invitados recorrían el camino empedrado hacia sus coches. Declarar ante su familia su homosexualidad había precipitado el final de la fiesta.

Álvaro Moure (4ºC)

NO TENGO NINGUNA IDEA EN LA CABEZA

Es extraño, no se qué ha pasado, yo de pequeño tenía imaginación. Quizás sea que me he hecho mayor.

Kevin Rodríguez (4ºC)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: